martes, 21 de septiembre de 2021


 

La Reserva Federal tiene previsto enviar esta semana su señal más clara hasta el momento de que comenzará a normalizar sus políticas de tasas de interés extremadamente bajas. Sería el primer paso hacia la disminución del respaldo extraordinario que se le ha dado a la economía desde que comenzó la pandemia hace 18 meses.

Muchos economistas creen que la Fed anunciará el ajuste en noviembre, en respuesta a la estable recuperación tras la recesión provocada por la pandemia y a un aumento acelerado en la inflación que en general ha causado preocupación. La reunión del banco central de esta semana podría establecer las bases para dar a conocer dicho anuncio.

Una vez que concluya la reunión el miércoles, los funcionarios de la Fed se disponen a mantener casi en cero su tasa de interés referencial de corto plazo, la cual afecta muchos créditos a consumidores y empresariales. También es posible que mantengan su adquisición mensual de 120.000 millones de dólares en bonos, la cual se realiza con el fin de mantener bajas las tasas de crédito a largo plazo. La Fed señaló en diciembre que continuaría con dichas compras hasta que la economía haya logrado “un progreso sustancial adicional” hacia sus objetivos de empleo máximo y promedio de inflación anual del 2%.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE