miércoles, 8 de septiembre de 2021


 

La dominicana Karmen García, ha vivido dos tragedias en su familia, las que con diferencia de dos décadas cada una, la mantienen aferrada al recuerdo de su hija Marlyn del Carmen García, quien, con 21 años de edad, fue una de las víctimas de la asonada terrorista del 11 de septiembre de 2001, mientras estaba trabajando en la empresa financiera Marsh & McLennan, en el piso 100 de la torre Norte en el World Trade Center.

Esa torre fue la primera impactada y derribada por el avión secuestrado de American Airlines con el vuelo 11 a las 8:46 de la mañana.

Los restos de Marlyn, cuyo nombre está inmortalizado en el Mural de los Caídos del museo 9/11, no aparecieron nunca, pero su madre, que tratando de esconderse de la amargura y alejarse del escenario trágico de la Zona Cero, se mudó a Florida, tiene que venir cada año a Nueva York a las conmemoraciones del 11 de septiembre.

Pero su sufrimiento y dolor, no se quedan ahí.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE