martes, 14 de septiembre de 2021


 

Al cierre de junio la deuda pública consolidada cerró en 59,648.5 millones de dólares, su valor históricamente más alto.

Los datos del Banco Central y de la Dirección de Crédito Público indican que los compromisos representaron para el segundo trimestre un 68 % del Producto Interno Bruto (PIB), y que en los últimos doce meses la deuda pública consolidada —que incluye el endeudamiento del sector público no financiero y, además, el del Banco Central— creció casi 13,000 millones de dólares.

La declaratoria de la pandemia del COVID-19, en marzo de 2020, hizo crecer el nivel de la deuda consolidada a niveles nunca antes vistos: en un 25 % en apenas un año.

De acuerdo a los datos oficiales, buena parte de los subsidios de emergencia que se entregaron a los trabajadores afectados por el coronavirus se cubrieron con endeudamiento. Un 70 % de los 144,869 millones de pesos que fueron destinados a las ayudas sociales desde que empezó la pandemia tuvo como fuente la deuda externa asumida con el Fondo Monetario Internacional y con el Banco Mundial, entre otros.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE