jueves, 30 de septiembre de 2021


 

El Ministerio Público destacó aquí ayer que la Operación Falcón es el primer caso judicializado en la República Dominicana en que se han interceptado conversaciones de la plataforma telefónica Blac- kberry BBM-PIN.

Surelis Jáquez, fiscal adjunta del distrito judicial de Santiago, indicó que los narcotraficantes pensaron que esos dispositivos no podían ser interceptados, por lo que asegura utilizaban esta modalidad para realizar las coordinaciones de narcotráfico y lavado de activos.

“Hemos depositado miles de páginas de interceptaciones telefónicas a esa tecnología utilizada por organizaciones criminales”, declaró Jáquez.

Las declaraciones de la funcionaria judicial fueron emitidas tras salir de la sala de audiencia dónde la jueza Iris Borgen, de la Oficina Judicial de Atención Permanente de Santiago, conoce la solicitud de 18 meses de prisión preventiva como medida de coerción contra 23 de los 27 imputados en la red de lavado de activos y narcotráfico desmantelada mediante la Operación Falcón.

Durante la vista, que se inició el pasado lunes y continúa este jueves, los abogados de los imputados empezaron a presentar sus argumentos de defensa.

Los juristas iniciaron con sus exposiciones luego de que el Ministerio Público concluyó la presentación de hechos que sustentan la medida y la motivación para que el caso sea declarado complejo.

Lizbeth de la Cruz, abogada de María Olimpia Tavares Rodríguez, calificó como un exceso la solicitud de 18 meses de prisión preventiva como medida de coerción realizada por el órgano acusador.

“A nuestro cliente ellos –el Ministerio Público- no cuentan con pruebas para demostrar los hechos que le imputan”, externó la jurista.

Emil Chahín, defensor de Yana Iris Maldonado Castro, asegura que el Ministerio Público no ha mostrado un solo documento de pruebas que vincule a su cliente con la presunta organización.

 
 
CREDITOS A DIARIO LIBRE