jueves, 30 de septiembre de 2021


 

Ante el activismo que han mostrado en los últimos días aspirantes a cargos electivos para el 2024, la Junta Central Electoral (JCE) ordenó el “cese inmediato” de las actividades proselitistas bajo la advertencia de que son pasibles a sanciones y al rechazo de su postulación.

Tras la advertencia, representantes de los partidos y candidatos han expresado estar de acuerdo con la medida y en otros casos han querido justificar estas actividades.

Para Francisco Domínguez Brito, precandidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), el cumplimiento de la ley es fundamental, tanto para la JCE, como para los partidos políticos y sus integrantes.

“La ley establece claramente cuáles son las actividades prohibidas en una precampaña. Yo no realizó actividades en calles ni carreteras, ni mucho menos en lugares públicos, sino que todo lo que hacemos tiene derechos constitucionales, por realizarse en espacios cerrados”, comentó en conversación telefónica con Diario Libre.

En ese sentido, Danilo Díaz, secretario de asuntos electorales del PLD, entiende que los enemigos empiezan a sentir temores por la acogida que han tenido en el seno del pueblo los tres aspirantes peledeístas (Margarita Cedeño, Abel Martínez y Francisco Domínguez Brito) y que la propia JCE está siendo presionada por los partidos que recomendaron a los actuales miembros.

El senador y alto dirigente reformista, Rogelio Genao, dice que esa organización considera correcta y oportuna la decisión de la JCE y cree es contraproducente hacer proselitismo a estas alturas con actos multitudinarios que no son propios de una democracia moderna.

Ante la advertencia de la JCE, el partido Fuerza del Pueblo informó que, había comunicado por escrito al órgano electoral, desde mayo del presente año, que como organización de reciente creación está organizando reuniones y encuentros en toda la geografía nacional y en el exterior para captar e identificar simpatizantes y crear el registro de afiliados.

En un comunicado oficial, el PLD rechazó que algunos de sus dirigentes estén realizando campañas proselitistas y atribuyó su comportamiento a “contactos internos” que realizan en miras de buscar ser precandidatos presidenciales.

Héctor Olivo, encargado de Comunicaciones del PLD, aseguró que “esos compañeros” lo que están realizando es, al igual que el partido, actividades internas.

La precampaña electoral arranca el primer domingo del mes de julio del 2023 y concluye con la escogencia de los candidatos, dando paso a la campaña que conlleva una proclama de la JCE.

En consecuencia, establece que pueden ser pasibles de sanciones administrativas de uno a 200 salarios mínimos y con que sus candidaturas sean declaradas inadmisibles.

“La Junta Central Electoral es la máxima autoridad en materia de administración y organización de los procesos electorales en la República Dominicana y, como tal, debe garantizar que los mismos se realicen en estricto apego a lo dispuesto por la ley, garantizando con ello la paz y la tranquilidad del pueblo dominicano”, refiere el comunicado de la JCE.

La JCE informó que las actividades proselitistas, como es el caso de celebración de eventos multitudinarios como mítines, marchas, caravanas y la divulgación de propaganda electoral, colocación de vallas, afiches, pancartas, en espacios y lugares públicos, están prohibidas.

Además, la promoción de los aspirantes a través de medios de comunicación como la radio, televisión, redes sociales y cualquier otro medio o vía a través de los cuales pueda transmitirse información sobre actividades proselitistas a la población, “sin menoscabo del derecho que tienen las organizaciones políticas de realizar las actividades internas habituales que les son propias, según sus estatutos y el principio de autorregulación partidaria”.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE