martes, 21 de septiembre de 2021


 

El gobierno del presidente Joe Biden está recurriendo a una política controversial de la era de Donald Trump conforme dispersa a miles de migrantes haitianos a lo largo de la frontera con México en la pequeña ciudad de Del Rio, en el sur de Texas, y sus alrededores.

Para consternación de los defensores de los migrantes, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) está recurriendo a la ley de salud pública conocida como Título 42 para detener con rapidez a los haitianos y llevarlos de vuelta a su turbulenta patria, negándoles así una oportunidad de solicitar asilo y quedarse en Estados Unidos.

El secretario del DHS, Alejandro Mayorkas, dijo el lunes que la mayoría de los haitianos retirados del campamento de Del Río han sido expulsados con base en el Título 42. Esta medida enfureció a los activistas por los derechos humanos y a otros que esperaban ver el fin de dicha política por parte de un gobierno que, por lo demás, ha tratado de revertir gran parte de la agenda de Trump para controlar la inmigración.

CREDITOS A DIARIO LIBRE