viernes, 10 de septiembre de 2021


 

Este mes se cumplen once años desde que se prohibió la venta “en forma masiva” de productos ácidos para el destape de cañerías y tuberías, conocidos popularmente como ácido del diablo. Sin embargo, la resolución 104-2010 no ha detenido ni su comercialización ni su uso en agresiones físicas que han llevado a graves lesiones y hasta a la muerte.

El reciente fallecimiento de Yanelis Arias López, quien fue víctima de quemaduras luego de que le fuera rociado el “ácido del diablo”, enciende de nuevo las alarmas ante unas agresiones que han ido en aumento durante los últimos meses.

Este jueves el presidente Luis Abinader exigió acabar con “ese desgraciado ácido”, algo que pidió que se concrete en los próximos meses. “Yo quiero que en los próximos meses ese desgraciado ácido desaparezca de la República Dominicana. Con ProConsumidor a la cabeza y un equipo multiinstitucional no vamos a permitir que siga presente y que esté disponible ese derivado que tanto luto y desgracia ha llevado a las familias dominicanas”, dijo Abinader durante su participación en el “Primer Foro Nacional de los Actores de Protección de los Consumidores”, organizado por Proconsumidor.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE