sábado, 25 de septiembre de 2021


 

Las reformas económicas, tributarias y laborales propuestas por el presidente ecuatoriano Guillermo Lasso -que fundamentalmente afectan a la población más rica del país-, generaron el viernes críticas y apoyos pese a que su aprobación depende de la Asamblea, donde no tiene mayoría.

En una cadena de radio y televisión, el mandatario propuso la noche del jueves que para estabilizar la economía los sectores más ricos, un 3,5% de la población, deben contribuir más y que quienes ganen más de 2.000 dólares mensuales aportarán de forma progresiva y gradual y los que tengan patrimonios de más de medio millón de dólares deberán hacer una contribución especial por dos años. Las empresas con patrimonios mayores a un millón de dólares deberán hacer el aporte sólo por un año.

A su vez indicó que buscará la aprobación de un régimen alternativo y voluntario de oportunidades de trabajo con nuevas modalidades de empleo y contratación, lo que según Lasso generaría dos millones de empleos en los próximos años.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE