lunes, 30 de agosto de 2021


 

El abogado Johnny Portorreal, principal imputado en la presunta estafa a 283 personas con la promesa de cobrar una supuesta herencia de la familia Rosario, cumplió tres meses prófugo el pasado día 25.

Los estafados habrían puesto en manos de Portorreal “más o menos la cantidad de 16 millones de pesos”, según la fiscal del Distrito Nacional, Rosalba Ramos.

Es el único imputado en el caso que está prófugo. A los otros dos implicados en la trama, Miguelina Gómez Santana y Miguel de Oleo Montero, alias Miguelón, se les impuso prisión domiciliaria con el uso de grilletes electrónicos.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE