martes, 31 de agosto de 2021


 

Con la temporada de otro planeta que agota Shohei Ohtani se cerró temprano el debate al premio al Jugador Más Valioso en la Liga Americana y llegar en segundo lugar, quitarle votos o puntos al japonés, será un enorme reconocimiento para el pelotero “normal” que lo consiga.

Hasta la pausa del Juego de Estrellas esa “medalla de plata” pertenecía al cuello de Vladimir Guerrero Jr., que llegó al “ecuador de la campaña” con una línea ofensiva de .332/.430/.658, 28 jonrones y 78 empujadas en 87 partidos. Peleaba la Triple Corona, un argumento válido para restarle boletas al nipón.

Pero el hijo del inmortal, tras ganar el MVP en el All-Star en Colorado, ha bajado al territorio de los “buenos”, con una línea de .270/.356/.447, ocho vuelacercas y 18 producidas en los siguientes 41 partidos. Su línea general sigue envidiable con .312/.406 (líder)/.587, 36 bambinazos y 91 vueltas llevadas al plato.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE