martes, 24 de agosto de 2021


 

Desde los últimos días de agosto hasta mediado de octubre “es el período crítico, el pico de la temporada ciclónica”, en los que se forman la mayor cantidad de huracanes y justamente en el tiempo que República Dominicana ha sufrido las peores catástrofes producidas por esos fenómenos meteorológicos.

Así lo recuerda la directora de la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet), Gloria Ceballos, quien explica que para que se formen los ciclones la temperatura del océano debe estar por encima del 26. 5 grados centígrados y en estos meses del verano están entre 27, 28 y 29 grados para favorecer su formación y desarrollo.

De hecho, los tres potentes huracanes que más destrucción han causado al país se produjeron en este período, que fueron San Zenón, George y David, el primero el 3 de septiembre de 1930; el segundo el 22 del mismo mes, pero de 1998, y el tercero el 31 de agosto de 1979, con saldos de miles de muertos y devastaciones en la ciudad y el interior del país.

David entró al territorio fortalecido en una categoría cinco, con vientos de más de 240 kilómetros por hora y George, con fuerzas de cuatro, por encima de 200 kilómetros por hora.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE