miércoles, 4 de agosto de 2021


 

El presidente Luis Abinader y el ministro de Educación, Roberto Fulcar, dieron ayer formal clausura al año escolar 2020-2021 y dijeron estar preparando un nuevo ciclo educativo de vuelta a la normalidad con clases presenciales. Mientras que la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) estima imprescindible para el recomienzo un diagnóstico sobre cuántos fueron los estudiantes que abandonaron la escuela durante la virtualidad y cuál es el nivel de aprendizaje logrado.

Xiomara Guante, presidenta de la ADP. explicó que con los resultados que arroje esa investigación se debe preparar un programa efectivo de nivelación de los estudiantes para completar los aprendizajes.

Dijo que, por el momento, están dejando que los maestros descansen durante su tiempo de vacaciones, pero que estarán haciendo un levantamiento para saber cuántos alumnos no concluyeron sus clases.

La corriente magisterial Juan Pablo Duarte, en Santiago, afirmó haber realizado una encuesta en centros educativos de la regional 08 de esa ciudad en la que constataron que menos de la mitad de los estudiantes presenció las clases virtuales por al menos el 70% del tiempo.

El profesor Miguel Lora, representante magisterial de esta ciudad, manifestó que esto evidencia que la mayoría de los estudiantes no tuvieron la asistencia necesaria para aprobar el nivel.

El 84% de los docentes encuestados afirmaron que tres cuartos de sus alumnos pasaron de curso, mientras la repitencia ronda un nivel menor al 20% y la deserción escolar menos de un 10%.

Lora entiende que los grandes protagonistas del año escolar fueron los maestros, que se vieron en la obligación de asumir con sus recursos económicos funciones que correspondían al Gobierno.

La planta física

El control de la pandemia y las condiciones físicas de las escuelas son parte de los desafíos que deberán superar las autoridades, de acuerdo a Xiomara Guante.

Sobre ese particular, el ministro Fulcar afirmó haber puesto en marcha un programa de mantenimiento correctivo de la planta física escolar, alcanzando ya 3,600 planteles, de los cuales 2,400 ya fueron concluidos y 1,200 están en proceso.

El presidente Abinader también se comprometió con el año escolar que empieza en septiembre, lo que, para él, será una expresión de la reapertura por la que se encamina el país tras el confinamiento por la pandemia. Dijo que la próxima será una etapa distinta y con los cambios necesarios introducidos para reformar la educación de una vez y por todas.

Reformas en Educación

Fulcar aprovechó el acto celebrado en la explanada del Ministerio para describir la “desoladora” situación en que supuestamente encontró esa situación. Afirmó haberse enfrentado con una deuda de RD$17,000 millones, de la que ya logró pagar RD$16,000 millones, además de un déficit de 19 mil maestros.

Denunció que el sistema educativo tenía casi siete años sin libros de texto. Por el contrario, la nueva dirección distribuyó ocho millones de cuadernillos para acompañar el aprendizaje de los contenidos audiovisuales.

Citó como logros de su gestión el haber dotado a 64,000 maestros de computadoras, la entrega de 566 millones de raciones alimenticias y la distribución de 1,546 mesas, 3,648 pizarras, 4,946 equipos de oficina y 50,119 butacas.

Fulcar también se anotó el haber mantenido una relación de respeto con la ADP que, sin protestas ni confrontaciones, firmó con el Gobierno un acuerdo que implicó beneficios para el magisterio.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE