miércoles, 11 de agosto de 2021


 

La tormenta tropical Fred se movía justo al sur de Puerto Rico a primera hora del miércoles en dirección a República Dominicana y Haití, y los meteorólogos advirtieron que sus fuertes aguaceros podrían provocar peligrosas inundaciones y deslaves.

Luego de un mes tranquilo en el que no se originaron tormentas con nombre en la región, Fred se convirtió en la sexta con nombre de la temporada de huracanes del Atlántico el martes en la noche al pasar sobre Islas Vírgenes de Estados Unidos y Puerto Rico. Los avisos por tormenta tropical en ambos territorios se desactivaron tras los aguaceros caídos durante la noche.

Fred estaba a 190 kilómetros (115 millas) al este-suroeste de Santo Domingo, República Dominicana, en la madrugada del miércoles y avanzaba en dirección oeste-noroeste a 26 km/h (16 mph), según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. Tenía vientos máximos sostenidos de 65 km/h (40 mph).

República Dominicana, Haití y el centro y este de Cuba podrían recibir el impacto de la tormenta el miércoles y se pidió a la población de Florida que esté pendiente de las noticias. De acuerdo con los meteorólogos, Fred pasará cerca o por encima de La Española — donde se ubican Dominicana y Haití — más tarde el miércoles para avanzar después a cerca de Islas Turcas y Caicos y al sur de Bahamas el jueves. Según la previsión, el meteoro seguirá su camino al norte hasta la costa norte del centro de Cuba el viernes.

Se espera que el meteoro arroje entre 5 y 10 centímetros (de 2 a 4 pulgadas) de agua sobre Puerto Rico y República Dominicana, con hasta 15 centímetros (6 pulgadas) en algunas zonas.

Puerto Rico

“Lo más importante en el día de hoy es la preparación”, dijo el gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi. “No voy a minimizar el posible impacto de este evento. Esperamos mucha lluvia”.

Las lluvias azotaban ya el norte del Caribe y se reportaron algunos apagones en Puerto Rico, donde Luma, la empresa responsable del sistema de transmisión y distribución de la isla, advirtió que todo aquel que dependa de la electricidad para dispositivos médicos vitales debe activar sus planes de emergencia.

“El sistema de transmisión y distribución de energía eléctrica de Puerto Rico sigue siendo muy frágil”, señaló la compañía en Twitter, refiriéndose a la red eléctrica que quedó devastada tras el paso del huracán María en septiembre de 2017.

Pierluisi dijo que las agencias del gobierno cerrarían temprano y las autoridades destacaron que algunas gasolineras cerraron después de haberse quedado sin combustible. Se pronosticaba que las lluvias más fuertes cayeran durante la noche.

Se instalaron ocho albergues en distintos puntos de la isla, aunque las autoridades informaron que, antes del anochecer, apenas había siete personas registradas.

“No esperen a lo último para movilizarse”, dijo Nino Correa, comisionado de manejo de emergencias de Puerto Rico. “No queremos que haya fatalidades”.

Había pasado más de un mes desde la última tormenta del Atlántico, el huracán Elsa, pero esta suele ser la época de más actividad en la temporada de huracanes.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE