martes, 10 de agosto de 2021


 

El primer ministro de Perú, Guido Bellido, y el líder del principal partido de Gobierno, Vladimir Cerrón, fueron imputados por la Fiscalía por presunto lavado de dinero en la financiación de Perú Libre, formación política marxista con la que Pedro Castillo ganó las elecciones presidenciales.

Además de Bellido y Cerrón, también fueron incluidas otras 15 personas, entre ellas Waldermar Cerrón, hermano de Vladimir que recientemente fue designado portavoz del grupo parlamentario de Perú Libre en el Congreso, donde es la bancada más grande con 37 parlamentarios.

Los tres miembros de Perú Libre fueron incluidos por el fiscal Richard Rojas dentro de la investigación del caso denominado 'Los dinámicos del centro', que indaga la presunta financiación ilegal del partido a través de cobros ilegales realizados por funcionarios del Gobierno regional del céntrico departamento andino de Junín.

Según la resolución del fiscal, difundida por varios medios nacionales, Vladimir Cerrón presuntamente lideraba una red de cobros ilegales para financiar las campañas electorales y pagar la indemnización de la condena por corrupción que tiene vigente y que le impidió ser candidato presidencial de su partido.

Adicionalmente, Bellido también está imputado por presunta apología del terrorismo al haber rendido homenaje en redes sociales a Edith Lagos, uno de los rostros más conocidos de las primeras acciones sanguinarias y terroristas de la guerrilla maoísta Sendero Luminoso, a inicios de los años 80.

La Fiscalía de Perú ha considerado que el caso de 'Los dinámicos del centro' pase de Junín a la capital Lima para que se haga cargo la Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, cuya titular es la fiscal Vanessa Díaz.

Este revés legal para Perú Libre, el primer partido de origen regional del país en alcanzar el Gobierno nacional, se produce cuando el Consejo de Ministros del presidente Pedro Castillo aún está pendiente de acudir al Parlamento a pedir el voto de investidura.

Desde que asumió sus funciones el 28 de julio, el Ejecutivo ha sido criticado por la oposición por estar integrado por varios miembros de la izquierda más ortodoxa, entre ellos el propio Bellido.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE