jueves, 5 de agosto de 2021


 

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este miércoles con una bajada del 3.4 %, hasta los 68.15 dólares el barril, lastrado por un aumento semanal en las reservas de Estados Unidos.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en septiembre perdieron 2.41 dólares con respecto al cierre anterior.

El petróleo de referencia estadounidense perdió valor después de que la Administración de Información Energética reportara un aumento en los inventarios de 3.6 millones de barriles en la semana terminada el 30 de julio.

La cifra sorprendió al mercado, que esperaba un descenso en los inventarios tras varias semanas de caídas, especialmente después de una primera lectura ofrecida en ese sentido por parte del Instituto Americano del Petróleo, la patronal.

El miedo de los inversores es que ello golpee a la demanda, justo cuando los países productores están comenzando a elevar los niveles de suministro que mantuvieron muy bajos para evitar un desplome total de los precios durante la pandemia.

Según los analistas, se espera que el precio del crudo se mantenga volátil en las próximas semanas por este y otros motivos, entre ellos la posibilidad de un acuerdo sobre el programa nuclear de Irán que permita al país persa aumentar sus exportaciones petroleras.

Por su parte, los contratos de gasolina con vencimiento en septiembre bajaron dos centavos y terminaron en 2.25 dólares el galón, mientras los de gas natural para entrega el mismo mes sumaron 13 centavos hasta los 4.16 dólares por cada 1,000 pies cúbicos.

 

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE