miércoles, 4 de agosto de 2021


 

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este miércoles con un retroceso del 2.18 %, hasta los 69.02 dólares, en camino a un tercer día consecutivo de caída por el miedo a que el aumento de casos de COVID-19 en muchos países afecte a la demanda.

A las 9:05 hora local en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en septiembre perdían 1.54 dólares con respecto al cierre anterior.

El crudo de referencia en Estados Unidos lleva en rojo desde que arrancó la semana, con una fuerte caída el lunes y un retroceso más moderado el martes, lo que ha vuelto a situar el precio del barril por debajo de la barrera de los 70 dólares.

El “oro negro”, cuyo precio ha subido con fuerza en los últimos meses de la mano de la recuperación económica, se está viendo afectado ahora por el avance de la variante delta del COVID-19, que está elevando el número de casos en gran parte del mundo, incluidos Estados Unidos y China, los dos mayores consumidores de petróleo.

Según los analistas, se espera que el precio del crudo se mantenga volátil en las próximas semanas por este y otros motivos, entre ellos la posibilidad de un acuerdo sobre el programa nuclear de Irán que permita al país persa aumentar sus exportaciones petroleras.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE