lunes, 9 de agosto de 2021


 

Después de las 4:00 de la tarde es “tierra de nadie” el tramo de la avenida Padre Castellanos comprendido entre las calles Eduardo Brito y la Francisco del Rosario Sánchez debido a los constantes robos y atracos que a diario se origina en ese espacio.

Algunos adultos y mozalbetes aprovechan los tapones para sustraer celulares, carteras, cadenas y otros bienes de los choferes y pasajeros y para ellos se transportan en motocicletas, pero también lo hacen a pie.

Vecino del lugar cuentan que el peatonal construido en un área verde, al lado de la plazoleta dedicada a José Francisco Peña Gómez, la gente ya ni lo usa porque es un lugar por excelencia para los atracadores. De noche la situación es peor porque no hay iluminación y se torna más oscuro debido a la cantidad de árboles sin podar.

Néstor Rodríguez residente en la zona, informó que los atracos son casi a toda hora, pero que es a partir de la entrada la tarde cuando se incrementan en la proporción que los tapones se hacen más lentos.

Mélina Medina, otro habitante, cuenta que el tiempo más peligros es de 6:00 de la tarde a 9:00 de la noche cuando los delincuentes se apoderan de ese lugar. En las noches los motorizados aprovechan la oscuridad para atracar e incluso tumban otros motoristas para despojarlos de sus vehículos.

“A poco rato aparece la policía, pero para nada, ya le hicieron el trabajo, hay duda de que haya complicidad entre delincuentes y policías”. Indicó que a veces hay vigilancia policial, pero no como se debía.

En el siguiente peatonal, frente a la estación del Metro Eduardo Brito y el inicio del sistema de Teleférico, es menos peligrosa debido a la iluminación y a la seguridad desplegada por la autoridad para proteger a los usuarios de esos sistemas de transporte.

Otro de los problemas que afectan la vía es la cantidad de pilotillos que son despegados del centro de la avenida sobre el puente Francisco del Rosario Sánchez y que son causa de accidentes. Las autoridades reubicaron algunos de los pilotillos que se encontraban cruzados en la calle.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE