lunes, 30 de agosto de 2021


 

La hora en la que consumes un alimento puede modificar el efecto metabólico que éste tiene en tu cuerpo. Esto surgió de un reciente estudio publicado por la International Journal of Obesity.

En concreto, el estudio arrojó que aquellas personas que comieron más temprano, alrededor de las 13:00, presentaron una mejor metabolización y oxidación de los carbohidratos, una subida menor de la glucosa en sangre, un mayor gasto energético en reposo y unos niveles de cortisol más saludables que los del grupo que comió más tarde, alrededor de las 16:30.

Para pasar en limpio: comer después de las tres de la tarde ralentiza el proceso de pérdida de peso, según este estudio. Pero además, las investigaciones posteriores indicaron que no solo la hora tardía del almuerzo influía en la ralentización de la pérdida de algunos kilos, sino que todo el patrón horarios diario de comidas es determinante como causa de obesidad y de efectos negativos sobre la salud.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE