martes, 20 de julio de 2021


 

El padre Jorge Reyes, párroco de Iglesia Jesús Maestro, en el Cortecito, Baváro, dijo que el obispo que va ser ordenado el ocho se septiembre, por el grupo religioso que se presenta como “católico” y se autodenomina “Iglesia Católica Apostólica Renovada”, fue sacerdote católico.

Argumentó que este fue suspendido por su obispo en la ciudad de Maturín, de Venezuela y que después esa suspensión fue ratificada por el Vaticano, donde ya, definitivamente, fue suspendido de la iglesia católica.

Expresó que la información que están manejando, es que próximamente, el día ocho de septiembre, van a ordenar al primer obispo en el país, o por lo menos en la zona.

“Frente a esto, tal parece, que ese sacerdote dio el paso, hizo los contactos con esa iglesia, lo admitieron, lo acogieron y lo van a consagrar obispo para que esté a cargo de esa iglesia”, apuntó.

Manifestó que estos crearon un chat, donde valiéndose de la buena fe de la gente, los agregaron a ese grupo, algunos con consentimientos y otros sin su consentimiento, pero se dieron cuenta que esa iglesia no era católica, aunque llevaba el nombre de católica.

Explicó que esta denominación religiosa que se hace llamar “Iglesia Santa, Católica y Apostólica Renovada”, por lo que, al ver los feligreses la palabra renovada, les llamó la atención y entendieron que no se trataba de la iglesia católica en sí.

Comentó que se sintieron engañados y se salieron del chat y dejaron de tener contacto con esas personas que lo habían agregado a ese grupo.

Reveló que, ellos tienen un centro, que le llaman Capilla Católica y Apostólica Renovada San Martín de Porres, lo que indican que están hurtando el mismo nombro de ellos en la comunidad de Verón.

Esto surge, a raíz de una denuncia realizada por el Obispo de la Diócesis Nuestra Señora de La Altagracia, Jesús Castro Marte, través de una carta, sobre la supuesta usurpación de funciones en la zona de Verón, Bávaro-Punta Cana, por parte de un exsacerdote católico.