viernes, 2 de julio de 2021


 

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este viernes prácticamente plano, con un ligero retroceso del 0.03 %, para situarse en 75.21 dólares el barril, con los inversores pendientes de una nueva reunión de los principales países productores.

A las 9.05 hora local (13.05 GMT) en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en agosto perdían 2 centavos con respecto al cierre de la jornada anterior, cuando habían acabado por encima de la barrera de los 75 dólares por primera vez desde 2018.

Los precios subieron con fuerza el jueves ante las informaciones de unos planes muy cautos para el aumento de la producción por parte de la OPEP y sus aliados, con un incremento de 0.4 millones de barriles diarios (mbd) al mes.

Sin embargo, la propuesta se encontró con la oposición de algunos países, por lo que los productores continúan este viernes con sus deliberaciones a nivel ministerial para buscar un consenso sobre cuánto crudo producirán entre agosto y diciembre.

Así, el crudo de referencia en EE.UU. retrocedía levemente a la espera de noticias de ese encuentro, donde los expertos esperan unas negociaciones complicadas.

Según la analista Louise Dickson, de la firma Rystad Energy, si finalmente hay un pacto para aumentar el suministro entre 0.5 y 1 millón de barriles diarios en agosto los precios podrían registrar una 'bajada modera.

Mientras, si la OPEP y sus aliados no logran un acuerdo y la producción se mantiene en los niveles actuales, Dickson vaticina una segura subida de los precios en un momento de claro aumento de la demanda a medida que Estados Unidos y Europa ven mejorar la situación de la covid-19.