jueves, 1 de julio de 2021


El Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó las previsiones de crecimiento económico de Estados Unidos (EE.UU.) al 7 % para este año, la mayor tasa de expansión anual desde 1984, aupada por “el apoyo fiscal y monetario sin precedentes” y a la reducción de los casos de COVID-19 gracias a la vacunación.

“Son buenas noticias para el resto del mundo”, señaló en una rueda de prensa este jueves la directora de la institución, Kristalina Georgieva, en alusión el peso específico de la EE.UU. y capacidad de arrastre como primera economía mundial.

Georgieva precisó que las previsiones asumen la aprobación legislativa de los dos ambiciosos planes de infraestructura propuestos por el presidente estadounidense, Joe Biden, a lo largo de este año.

Hace apenas tres meses, el Fondo calculó una expansión del 6.4 % para EE.UU. este año.

“Los ahorros serán utilizados, la demanda volverá para los servicios en persona, y los inventarios agotados serán reconstruidos”, indica el informe de revisión anual de la economía estadounidense, que apunta que el “fuerte” rebote se mantendrá en 2022 con un crecimiento esperado del 5 %.

Sobre las recientes subidas de precios, el FMI señaló que son “significativas” pero “transitorias”, por lo que tras acercarse al 4 % este año, poco a poco irán retrocediendo hasta situarse alrededor del 2.5 % en 2022.