lunes, 19 de julio de 2021


 

Las autoridades de Costa Rica informaron este domingo el decomiso de 4,3 toneladas de cocaína ocultos dentro de un contenedor, que llevaba como carga lícita cerámica, y que venía en un buque procedente de Turbo, en Colombia.

El Ministerio de Seguridad Pública costarricense indicó en un informe que el contenedor fue localizado el pasado sábado por los antidrogas en el interior de un buque en el Muelle Gastón Kogan, Moín, en la provincia de Limón (Caribe).

Los oficiales de la Policía de Control de Drogas estaban ejecutando funciones propias de su cargo en el muelle y, como parte de la programación, analizaron y perfilaron varios contenedores que venían en el buque llamado Cala Palma, con el objetivo de llevar a cabo la respectiva revisión.

En ese momento, la Policía recibió una información de la Dirección de Inteligencia y Seguridad Nacional sobre la posible contaminación del barco.

Este es el segundo decomiso de droga más grande en la historia de Costa Rica realizado por la Policía de Control de Drogas. El primero fue el 14 de febrero del 2020, cuando los agentes decomisaron 5 toneladas de cocaína dentro de un contenedor en el muelle de APM Terminals, Moín, Limón (Caribe).

Según datos oficiales, durante 2020 las autoridades decomisaron 16.192 kilos de cocaína en 18 contenedores, y para el 2019 se confiscaron 5.927 kilogramos de cocaína en 10 contenedores, todos en los muelles de Limón (Caribe) y Puntarenas (Pacífico central).

Costa Rica es considerado un sitio de paso de droga, pero también de almacenaje, operaciones en las que suelen participar costarricenses en alianza con grupos extranjeros.

Además, en 2020 en este país centroamericano se decomisó en total la cifra histórica de 71 toneladas de droga, de las cuales 56,7 toneladas correspondieron a cocaína y 14,4 toneladas a marihuana. EFE