lunes, 7 de junio de 2021


 

Una nueva ronda de retrasos por interrupciones en los puertos de Yantian y Shekou, en China, está impactando todavía más los ya elevados precios de los contenedores, cuyas subidas en los últimos meses han sido prácticamente indetenibles.

Para República Dominicana lo que ocurre al otro lado del mundo impacta directamente a las importaciones que recibe desde China, que representan un 20 % del total de mercancías que llega a suelo dominicano desde el exterior.

Los importadores relatan precios nunca vistos por contratar un contenedor de 40 pies: para finales del mes pasado un furgón desde China costaba unos 11,400 dólares, según indicaron comerciantes consultados por Diario Libre.

Se trata del máximo precio en una escalada que ha ocurrido desde el año pasado, en medio de los efectos que dejó la pandemia del COVID-19 en el comercio internacional, de los cuales todavía no se logra deslastrar por completo.

Los consulados indicaron que en septiembre del año pasado el mismo contenedor de 40 pies podía costar 2,500 dólares desde China y que, a partir de allí, los precios subieron sin parar: a 4,600 dólares en octubre pasado, luego a 5,400 dólares en enero y ahora al doble de lo que costaba la misma ruta china hace cinco meses. Y, además, hay listas de espera para un envío que ya de por sí demora unos 30 días en llegar.

Con esos niveles de precios, todo sube en la cadena de costos que deben cubrir los importadores. Se pagan más impuestos arancelarios a la Dirección General de Aduanas (DGA) e infla la retención por el Itbis que deben realizar los importadores, indicaron los consultados.

¿Cómo ocurrió todo?

La crisis de los últimos días en los puertos de Yantian y Shekou se debe a nuevas restricciones aplicadas en esas terminales debido a casos de COVID-19 detectados en Shenzhen, donde se encuentran esos puertos. A finales de mayo se comenzaron a aplicar medidas especiales de desinfección en la cadena de desembarque y embarque de mercancías, debido a la detección del virus en la zona e, incluso, el puerto de Yantian estuvo varios días cerrado. Ello ha provocado retrasos en los despachos de las mercancías y una subida de precios sin precedentes, según han informado navieros consultados por Diario Libre.

Retrasos de 12 días

La semana pasada, la empresa de transporte marítimo Maersk reportó que los retrasos y congestiones de los barcos en esos puertos podrían ser de hasta 12 días y que, incluso, algunas embarcaciones omiten pasar por esos terminales para evitar el caos.

Adicionalmente, las rutas marítimas se han visto afectadas durante el último año por una escasez de contenedores. China, que es de los mayores productores de furgones del mundo, suspendió la fabricación durante unos meses, lo que provocó la falta de contenedores y trastocó el comercio internacional en medio de la pandemia.

Los productos más afectados

Desde China —el segundo mayor importador al país después de Estados Unidos— se traen a República Dominicana maquinarias y equipos eléctricos, artículos de hierro y acero, plásticos, aluminio y productos de cerámica, así como productos de ferretería en general.

En total, entre enero y abril de este año se han importado desde la nación asiática unos 244.45 millones de dólares, de acuerdo a los datos publicados por la DGA.

La escalada de precios de los contenedores también conlleva un riesgo de que la inflación siga presionando. El Banco Central de República Dominicana reportó que en abril el índice de precios al consumidor acumulaba una subida de 9.65 % durante los últimos doce meses. Quedan por verse los resultados de la inflación en el recién terminado mes de mayo.

 

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE