miércoles, 30 de junio de 2021


 

Cuatro personas fallecidas y 24 contagiadas es el saldo que ha dejado un brote de COVID-19 en una iglesia ubicada en Mayagüez, Puerto Rico, donde el pastor de la congregación, ya fallecido, recomendó a sus feligreses a no vacunarse contra el virus.

Según detalla El Nuevo Día de Puerto Rico, este martes el templo donde se registró el brote que alertó a las autoridades sanitarias, ubicado en el barrio Río Hondo de este municipio del oeste, permanecía cerrado.

El vecino inmediato de la iglesia, Maximiliano Santiago Ortiz, aseguró que nadie le había confirmado la información, pero que en la comunidad se hablaba tanto del brote como de los fallecimientos. Por este brote, además de cuatro muertos, hay nueve personas hospitalizadas, según informó Salud.

“Preocupa a la comunidad completa, porque si verdaderamente la persona no dice lo que tiene y anda por ahí, pues puede contagiar a alguien más. Yo estoy vacunado, pero, con todo y eso, puede pasar”, manifestó el hombre de 74 años a El Nuevo Día.

Salud informó este lunes sobre un brote de COVID-19 con un saldo de cuatro personas muertas, hasta ese momento, y otras nueve hospitalizadas, con 23 contagios y ocho familias afectadas.

Hijo de pastor asegura que su padre no les decía a los feligreses que no se vacunaran

Seda Orona sostuvo mediante una comunicación que su padre no le pedia directamente a los feligreses que no se inocularan. “Ni mi padre ni mi madre jamás enseñaron, instaron o aconsejaron a la iglesia Cuerpo de Cristo a que no se vacunaran contra el COVID-19”, resalta El Nuevo Día sobre las declaraciones de Seda.

El hijo del pastor defendió que su padre, supuestamente, “decía clara y reiteradamente que todos los miembros de la iglesia que quisieran vacunarse eran libres de hacerlo. Y muchos lo hicimos, ejerciendo nuestra cabal y libre voluntad. Los que no lo hicieron, también lo hicieron así. Incluso, mi madre y demás miembros de mi familia nuclear -además de mi esposa y yo- habíamos decidido vacunarnos previo a que nos acaeciera este brote”, argumentó.

El hijo del pastor sostuvo que, en la iglesia, de un total de 35 miembros, 17 están vacunados, incluyéndolo a él. “La mitad de la iglesia está vacunada y otros miembros de la congregación ya habían planificado hacerlo, incluyendo la pastora. Estos datos los sé de pleno y personal conocimiento”, alegó.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE