miércoles, 2 de junio de 2021


 

Las medidas que desde la semana pasada limitaron aún más el horario de circulación y que se endurecerán a partir de este miércoles suponen un problema para el rebote económico que había estado registrando el país, en caso de que estas se prolonguen más allá del próximo 9 de junio.

Así lo indicaron Rafael Espinal y Alexi Martínez, coordinador de la cátedra de economía del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec) y decano de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), respectivamente.

Espinal precisó que en términos macroeconómicos la decisión del gobierno de limitar el horario de las actividades comerciales y el libre tránsito no tendría impacto significativo, a menos que se prolongue.

Sin embargo, declaró que las medidas, anunciadas este lunes, perjudicarían a las micro y pequeñas empresas y a las personas del sector informal.

“Pasados los 15 días y prolongarlo más de este tiempo evidentemente trae consecuencias en las variables macroeconómicas, sobre todo en términos de generación de divisas por medio del turismo y de la reactivación de las pequeñas y medianas empresas”, explicó.

El catedrático del Intec sostuvo que, de prolongarse las medidas, el sector turismo, que tuvo buen desempeño el pasado abril pudiera registrar un retroceso.

El gobierno emitió este lunes un decreto con un nuevo horario de toque de queda, que comenzará a aplicarse a partir de este miércoles hasta el 9 de junio. En el decreto 349-21 se precisa que en 24 provincias y el Distrito Nacional la limitación de las actividades económicas será de lunes a viernes de 6:00 de la tarde a 5:00 de la mañana y los fines de semana desde las 3:00 de la tarde.

En tanto, Alexi Martínez manifestó que en la medida en que se toman medidas restrictivas se impactará el nivel de reactivación de la economía que ha estado registrando el país.

“Lo que pasa es que medir ese impacto va a depender del tiempo que se extiendan las medidas. Si son breves, los impactos son menores; si son por más tiempo, esa perspectiva de crecimiento, que va muy bien según las proyecciones, puede verse afectada”, expresó.

No obstante, Martínez agregó que muchas micro y pequeñas empresas, que tenían su tiempo de operación extendido, tendrán que paralizar empleados y hacer ajustes en sus horarios por las nuevas medidas “y eso implica que tomen medidas que afecten en empleo”.

En el primer cuatrimestre de 2021 la economía dominicana registró un crecimiento acumulado de un 11.5 %, de acuerdo a las estadísticas del Banco Central.

La semana pasada el gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, afirmó que las medidas restrictivas anunciadas no supondrían un peligro para el repunte económico.