miércoles, 9 de junio de 2021


 

Un día como hoy, hace dos años, el expelotero de Grandes Ligas, David Ortiz, estuvo a punto de perder la vida, tras ser herido de un disparo mientras se encontraba disfrutando junto a algunos amigos en un reconocido bar de Santo Domingo Este.

Le acampaban el comunicador Jhoel López (resultó herido), el cantante de música urbana Secreto, además de otros dos hombres, uno de los cuales grababa videos, visiblemente muy contento de estar compartiendo en la mesa con el famoso pelotero de fama mundial “Big Papi”.

Eran las 9:00 de la noche de un domingo. Mientras el grupo disfrutaba de la música y el ambiente, en una calle cercana al bar, algunos sicarios supuestamente coordinaban los últimos toques para darle muerte a un hombre de nombre Sixto David Fernández, quien supuestamente estaba en el establecimiento donde se encontraba el expelotero.

Aproximadamente a las 9:30 de la noche del 9 de junio 2019, dos hombres emprendieron el hecho. De acuerdo con el expediente del Ministerio Público, el motor era conducido por Eddy Vladimir Feliz García (El Nata), y en la parte trasera transportaba a Rolfi Ferreira, quien pistola en mano, se desmontó y caminó hacia donde estaba el expelotero y sin mediar palabras le disparó.

A David Ortiz, la bala le entró por la espalda y le salió por el abdomen para luego impactar contra Jhoel López en el muslo derecho.

Tan pronto cometieron el hecho, los supuestos sicarios intentaron escapar, pero uno de ellos, Eddy Vladimir Feliz García, no lo logró. Pero Rolfi, quien supuestamente portaba el arma de fuego, pudo escabullirse.

Sin embargo, con uno de los presuntos criminales detenidos, fue cuestión de tiempo atrapar a los demás.

El Ministerio Público inició una exhaustiva investigación, liderada por el fiscal titular de Santo Domingo Este, Milcíades Guzmán, quien ordenó hacer un rastreo de todas las cámaras de seguridad de los lugares cercanos a donde ocurrieron los hechos.

Gracias a esto lograron captar el momento en que un grupo de personas, incluidos los dos que supuestamente materializaron el ataque, mientras estaban planificando el crimen en la calle Octavio Mejía Ricart, la cual se encuentra paralela al bar donde ocurrió el ataque.

Según la investigación, las cámaras de varios negocios grabaron a Rolfi y a El Nata reunidos con Alberto Rodríguez Mota, Gabriel Alexander Pérez Vizcaíno (Hueso), Oliver Moisés Mirabal Acosta, Joel Rodríguez de la Cruz (Calamardo), Porfirio Dechamps Vásquez (Nene), Reynaldo Rodríguez Valenzuela (Chino).

Las cámaras también lograron captar en el lugar a Luis Alfredo Rivas Clase (El Cirujano), quien se mantiene prófugo de las autoridades.

El Ministerio Público y una investigación detective privado que contrató David Ortiz, revelaron que el atentado en el que resultó herido la estrella deportiva, fue un incidente y que el objetivo de muerte era Sixto David Fernández.

Supuestamente, un sujeto llamado Víctor Hugo Gómez Vásquez habría mandado matar a Sixto David Fernández por presuntos negocios turbios y los atacantes se confundieron.

Caso en tribunales y acusados presos

David Ortíz todavía está a la espera de justicia. Actualmente, el caso está en los tribunales en etapa preliminar. La acusación instrumentada por el Ministerio Público incluye a un grupo de 13 sujetos que supuestamente tuvieron un grado de participación en el acto criminal.

De manera concreta los acusados, quienes están en prisión son Víctor Hugo Gómez Vásquez o Jesús Manuel Ortiz, Junior Julio César La Hoz Vargas (Yayo o El Lindo), Alberto Miguel Rodríguez Mota, Carlos Rafael Álvarez Pérez (Carlos Nike), José Eduardo Ciprián Lebrón (Chuky), Gabriel Alexander Pérez Vizcaino (Hueso o Johan), Franklin Junio Merán (Rubirosa), Oliver Moisés Mirabal (El Papi), Joel Rodríguez de la Cruz (Calamardo), Reynaldo Rodríguez Valenzuela (El Chino), Eddy Vladimir Féliz García (Vlady o El Nata), Rolfi Ferreira Cruz (Sandy o Brayan) y Porfirio Allende Dechamps Vásquez (Nene).

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE