jueves, 10 de junio de 2021


 

Los niños de países pobres perdieron dos tercios más de días escolares a causa de la pandemia que los alumnos de zonas ricas del mundo, según denunció un informe publicado este miércoles por Save the Children.

Ante esta brecha educativa, la organización humanitaria de ayuda a la infancia insta a los líderes de los países del G7, que se reúnen este fin de semana en Cornualles (suroeste de Inglaterra), a priorizar la inversión en educación para garantizar que los estudiantes de todo el mundo pueden volver a las aulas de forma segura.

Según el informe, las niñas de países en vías de desarrollo fueron las más damnificadas por el impacto de la crisis del coronavirus, con un 22 % menos de horas de escolarización de media que los niños.

Así lo corroboran datos de países como Guinea, donde la pandemia echó a perder un 15 % de los días escolares de los alumnos, una cifra que asciende a un 39 % en el caso de las niñas.

Lo mismo ocurrió en países como Burkina Faso o Afganistán y, en menor medida, también en las economías más ricas, aunque allí la brecha de género respecto al tiempo de escolarización perdido se limitó a un 3 %.

Save the Children advierte que la diferencia entre países ricos y pobres podría ser todavía mayor que la reflejada en el informe, puesto que el análisis no incluye la posibilidad de acceso a la educación a distancia.

La organización alerta de que los países donde los estudiantes han perdido más horas escolares son también los que cuentan con una menor proporción de la población vacunada, por lo que urge a los líderes del G7, las siete economías más desarrolladas, a poner la educación infantil en el centro del debate.

“Los países ricos deben financiar y compartir con urgencia las vacunas y hacer todo lo posible para garantizar un acceso equitativo a los países más pobres”, reclamó en un comunicado la directora ejecutiva de Save the Children, Inger Ashing.

Asimismo, la organización pide a los mandatarios que trabajen en la preparación de una vuelta segura a los colegios tras la pandemia mediante un incremento de las medidas de seguridad en las aulas.