miércoles, 9 de junio de 2021


 

Tras meses de acusaciones por violación, abuso sexual y más, Armie Hammer se internó en un centro de rehabilitación ubicado en las afueras de Orlando, en el estado de Florida.

De acuerdo con la revista Vanity Fair, el actor tratará adicciones de alcohol, drogas y sexo. Además, una fuente cercana a Hammer confirmó a la publicación que éste llamó a Elizabeth Chambers, su ex esposa, a finales de mayo para pedirle ayuda y expresar que estaba listo para un tratamiento.

El sábado 29 de mayo por la mañana, el actor de 34 años fue visto en el aeropuerto de Grand Cayman, listo para dejar las Islas Caimán, en donde ha estado viviendo desde que las acusaciones se hicieron públicas. De acuerdo con un testigo citado por la revista, Chambers y sus hijos acompañaron a Hammer a la terminal aérea, en donde se despidieron de él “con abrazos”.

Dos fuentes confirmaron a la revista que Hammer se registró dentro de la clínica el pasado lunes 31 de mayo, en donde ha estado por más de una semana.

“Todo el mundo mira a Armie pensando que ha tenido una vida privilegiada, y que eso debe significar que no hubo problemas en su juventud y que todo fue perfecto. Pero esa no es necesariamente la forma en que van las cosas. El hecho de que vengas de una educación donde los recursos financieros son abundantes no significa que la vida no esté libre de problemas”, expresó un amigo del actor.

Por otra parte, otro amigo de la familia confirmó que el intérprete está comprometido con su salud y conseguir la custodia de sus hijos.

“Esta es una clara señal de que él está volviendo a tomar control de su vida y él sabe que este es un paso para su bienestar en general”, agregó.

 

 

 

CREDITOS  A DIARIO LIBRE