lunes, 3 de mayo de 2021


 

El cuerpecito de Rubiany Melo, de 2 años, yacía al lado del de su madre en una pobre vivienda de vieja madera y zinc oxidado del barrio Villa Carmen de Baní, a pocos metros de donde quedaron sepultadas madre, hija y abuela al caerles encima un alud de cascajo, arena y piedra en su casa de madera.

La carita ennegrecida de la niña por los golpes recibido contrasta con su vestidito blanco en la diminuta caja donde descansa su cuerpecito y al lado su madre con similares características.

En la oscura sala de la vivienda nadie llora.

Dos globos, blanco y rosado, fueron amarrados en la cajita abierta donde estaba la niña y se movían al compás de la brisa cuando entraba algo por las brechas. Un cuerpo al lado del otro, unidos como el sarmiento, pero sin vida. Más tarde se incorporó al lugar el otro cuerpo: el de la abuela en peores condiciones que la pequeña y su madre, pues su cuerpo estuvo atrapado debajo de materiales de construcción durante unas 26 horas.

La vicepresidenta Raquel Peña, el ministro Administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza, el ministro de Obras Públicas, Deligne Ascención y la gobernadora Angela Yadira Báez dieron el pésame a los familiares de las fallecidas Verónica Carmona, de 49 años, Rubianny Melo, de 2 años y Estephany Carmona, de 28, que quedaron sepultadas cuando se desplomó una pared de una ferretería donde se depositaba arena y otros materiales de construcción.

A nombre del presidente Luis Abinader, la vicepresidenta y los funcionarios acordaron ofrecer ayuda a los parientes de los fallecidos. Parte de la ayuda es la construcción de una nueva vivienda en un lugar seguro, que estará a cargo del Instituto Nacional de la Vivienda(Invi). La vicepresidenta Raquel Peña, al lamentar la tragedia, dijo que para el Gobierno es muy doloroso que se hayan perdido esas vidas y que se solidarizan con los familiares de los fallecidos.

“Venimos a dar ese abrazo de aliento a los familiares, ayudarlos a resolver la situación física como quedaron esas casas, pero sobretodo donde ellos puedan rápidamente mudarse para que sigan hacia adelante, todavía al señor(el esposo ) les quedan cuatro hijos más por los que tenemos que velar para que sigan asistiendo a la escuela”, dijo

La tragedia ocurrió el sábado al mediodía y ese mismo día fueron recuperados los cadáveres de la niña Rubiany Melo, de dos años y de su madre Esthefany Carmona de 28 y fue ayer domingo pasada la 1:00 de la tarde cuando luego de una jornada de labores de mas de 25 horas que los organismos de socorro pudieron rescatar el cuerpo de Verónica Carmona , de 49 años.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE