jueves, 13 de mayo de 2021


 

La Alianza Transnacional para Combatir el Comercio Ilícito (Tracit) sugirió al Gobierno dominicano reconsiderar la implementación de la propuesta de timbres fiscales y, en cambio, recomendó implementar medidas que sean más relevantes para la lucha contra la fabricación y venta de alcohol adulterado y que impongan una disuasión económica a los delincuentes que se benefician de esta actividad.

El director de Tracit, Jeffrey Hardy, explicó que las propuestas para un nuevo programa de marcado y timbres fiscales imponen cargas financieras adicionales a los operadores y consumidores legítimos y no contribuyen a frenar los productos alcohólicos informales y no regulados.

Hardy señaló que es importante que los nuevos programas no creen una falsa sensación de seguridad para los consumidores, indicando que los fabricantes de alcohol adulterado reutilizan sellos fiscales genuinos o falsificados en botellas ilícitas y las venden como original.

“Este problema requiere un enfoque holístico en el que todas las partes relevantes trabajen juntas para erradicar a los criminales que se benefician de esta crisis sanitaria”, planteó.

El ejecutivo consideró que la experiencia de la industria en costos de producción, importación y demanda de los consumidores es fundamental para ayudar a los legisladores a evitar nuevas iniciativas que inintencionalmente puedan agravar el problema.

El Ministerio de Salud Pública reporta la intoxicación aguda por metanol de 393 ciudadanos, lo que ha provocado 143 muertes, según destaca una nota de prensa.