jueves, 6 de mayo de 2021


 

La Policía Nacional no ha detenido todavía a un hombre que en diciembre del pasado año agredió a machetazos a un anciano de 81 años, a quien cercenó su mano izquierda y provocó daños a la derecha y heridas en la cabeza y el costado derecho.

Argelis Roque Medina cometió el crimen dentro de la residencia del envejeciente Eremio Pérez Gómez, en el sector Las Flores, de Cristo Rey, tras haber intentado matar a su pareja sentimental, Maura Esperanza Pérez Peguero (Maireni) con quien tiene una niña de cinco años y es nieta de la víctima.

“Roque Medina llegó con un machete en cada mano, mi padre, que en ese momentos se encontraba en su habitación para acostarse salió a ver qué estaba pasando, entonces si mediar palabras el agresor entró a la casa y arremetió contra él con intenciones de quitarle la vida”, relató la periodista María Esperanza Pérez, hija de la víctima.

Informó que el pasado mes de tres de abril conversó con el director de la Policía, Edward Sánchez González, quien le dijo que estaba al tanto del hecho y le aseguró que “cuando usted menos lo espere ese caso estará resuelto”, pero que a cinco meses del hecho, aún no han hecho nada.

“Cuando la policía le interesa resolver un caso lo hace en menos de 24 horas, no entiendo porqué cinco meses después de la agresión el Roque Medina aún se encuentra prófugo y sin rastros de su paradero”, denunció la periodista.

Además, deploró la actitud “pasiva e indiferente” del Ministerio Público y de otras instituciones, que en un principio se solidarizaron con el caso, garantizando una intervención oportuna, pero no han ofrecido una respuesta contundente, situación que ha aumentado la incertidumbre y la sed de justicia de la familia Pérez.

Cabe recordar que el agresor, Argelis Roque Medina le amputó a Pérez Gómez la mano izquierda, hirió la otra- que casi la pierde-, le ocasionó dos heridas en la cabeza y otra en el costado derecho. “Le dejó la otra mano casi inútil”.

Informó Pérez que hasta el momento de la agresión, su padre se desenvolvía como maletero en el aeropuerto Internacional de Las Américas, donde tenía más de 42 años.

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE