sábado, 29 de mayo de 2021


 

La senadora por el Distrito Nacional, Faride Raful, sometió un proyecto de ley sobre la gestión de ciberseguridad en la República Dominicana, el cual tiene como objetivo regular la prevención, gestión y respuestas a las amenazas e incidentes relativos a la seguridad cibernética.

Con esta normativa se crearía el Centro Nacional de Ciberseguridad (CNSC), que sería homónima del Ministerio de la Presidencia, la cual sería una entidad de derecho público y con personalidad jurídica propia en base a su autonomía funcional y presupuestaria.

La senadora dijo dentro del proyecto de ley establece que el CNSC estará integrado por un órgano colegiado, el cual se denominará Consejo Nacional de Ciberseguridad y por una dirección ejecutiva que estará compuesto por el Ministerio de la Presidencia, que lo presidirá el Ministerio de Defensa, Ministerio de Interior y Policía, Procuraduría General de la República y la Policía Nacional.

También lo integrarán la dirección ejecutiva representada por su director, quien sería el secretario del máximo órgano administrativo y miembro de pleno del consejo, que tendrá voz, pero no voto, el Departamento Nacional de Investigaciones, Instituto Dominicano de Telecomunicaciones, la Oficina Presidencial de Tecnologías de la Información y Comunicación (OPTIC), el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Administración Monetaria.

El Consejo de Nacional de Ciberseguridad tendrá como parte de sus atribuciones el coordinar el funcionamiento del CNSC, aprobar los planes operativos, estratégicos y de acción de esa institución, así como definir políticas y propuestas para someterlas a la aprobación del Poder Ejecutivo.

Asimismo, las entidades de persecución penal con la ciberseguridad podrán pedir la colaboración del CNSC cuando se esté llevando en curso una investigación sobre un ciberdelito, o cuando se considere que el mismo podría convertirse en una amenaza de ciberseguridad.

En el artículo 26 del proyecto de ley de la senadora del Partido Revolucionario Moderno (PRM), establece que el Centro Nacional de Ciberseguridad, estará exento del pago de impuestos nacionales municipales, gravámenes, tasas, arbitrio y contribuciones en general que pudieran recaer en los actos o negocios jurídicos que realicen.

La pieza legislativa establece de igual manera que el CNSC tendrá facultad plena para ejercer el régimen sancionador a toda aquella institución que no cumpla con la entrega de informaciones requeridas por el centro, con la notificación de incidentes de ciberseguridad, entre otros.

Las sanciones a quienes incurran en las faltas administrativas de la normativa sometida por la senadora Faride Raful, tendrían multas equivalentes entre los 20 y 200 salarios mínimos del sector público y también podrían tener sanciones penales.

Actualmente, la Comisión de Transporte y Telecomunicaciones del Senado de la República se reunió para analizar los aspectos relacionados con el proyecto de ley de la senadora Rafúl y se decidió iniciar una serie de consultas para la aprobación de una legislación acorde con los actuales parámetros de la sociedad.

El presidente de la Comisión, senador José Del Castillo Saviñón, explicó que a partir de la próxima semana comenzarán a recibir a funcionarios y representantes de agencias e instituciones públicas y privadas, para que presenten sus observaciones sobre la citada iniciativa legislativa.

Castillo Saviñón explicó que se realizarán varias rondas de consultas, iniciando con el Ministerio de Relaciones Exteriores; el Banco Central; la Policía Nacional; el Banco de Reservas y el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel).

 

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE