martes, 11 de mayo de 2021


 

Las autoridades gubernamentales de la República Dominicana relanzaron este lunes el sector apícola del país, con la finalidad de crear conciencia sobre la importancia del consumo de miel en la dieta diaria.

“El uso de la miel y sus productos derivados han aumentado a nivel mundial debido a la creciente conciencia sobre la salud y la autoestima de los productos de las abejas en diversas formas procesadas y no procesadas, incluyendo preparaciones cosméticas”, expresó la viceministra de Cooperación Internacional del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (Mepyd), Olaya Dotel.

Aseguró que en la República Dominicana existe una baja cultura del consumo de productos derivados de la miel, “atribuido, especialmente, al desconocimiento de sus beneficios”.

Ante este panorama se presentó este lunes la campaña “Colmena Dominicana”, que se realiza en el marco del componente de comercio y desarrollo del sector privado, dentro del programa binacional Haití-RD, bajo el undécimo Fondo Europeo de Desarrollo.

Precisó que el programa fomenta las relaciones comerciales entre los dos países, en temas de formalización e intercambios comerciales, calidad y competitividad de las empresas, diálogo y facilitación del comercio y desarrollo de las cadenas de valor, priorizando las cadenas de cacao, aceites esenciales, cosméticos, artesanía y la cadena de la miel.

“Se ha considerado estratégico, por tanto, el diseño de la promoción que hoy lanzamos para incentivar el consumo de la miel en el país, sensibilizando y concientizando a la población de los beneficios de añadirle miel en la dieta diaria”, argumentó la funcionaria.

Dijo que la apicultura es una actividad agropecuaria de gran importancia económica y ecológica para el país, que beneficia a las pymes del sector, las cuales tienen una influencia determinante sobre la evolución económica y siendo su expansión indispensable para el crecimiento del ingreso promedio de la población y, en consecuencia, para reducir la pobreza.

“Esto es hoy por hoy aún más importante en este contexto de pandemia del COVID-19, cuyos efectos no solo son sanitarios, sino también económicos”, agregó.

La campaña de promoción del sector apícola “Colmena Dominicana” fue lanzada por los ministerios de Agricultura, Planificación y Desarrollo y de Industria, Comercio y Mipymes, con el apoyo de la Unión Europea.

En la actividad asistieron Miriam Guzmán, viceministra de desarrollo rural del Ministerio de Agricultura; Olaya Dotel, viceministra de Cooperación Internacional del Mepyd; Claudio Fernández, director de comercio interno del Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM); Ramón Espinosa, primer consejero de la Delegación de la Unión Europea en la República Dominicana; Gabriel Regio, responsable del Programa Binacional, y el director de Sanidad Animal, Bienvenido Núñez.

Miriam Guzmán indicó: “Hagamos de la miel no solo un medicamento, hagamos de la miel no solo un alimento, hagamos de la miel y las abejas una hermosa oportunidad de desarrollo y crecimiento para la República Dominicana, para nuestros pequeños y medianos productores, para nuestra Línea Noroeste, para nuestra zona fronteriza y para todo el país en sentido de producción y productividad”.

Colmenas

Las colmenas producen miel, polen, potosinas, jalea real, propóleos, entre otros.

“Las colmenas no solo producen miel, también podemos comercializar lo que es el material vivo que está compuesto por la abeja reina, obreras y los zánganos, que trabajan en conjunto”, indicó Adalgisa Osoria, productora de miel.

Estadísticas 2020

De acuerdo a los datos de la División Apícola del Departamento Fomento Pecuario de la Dirección de Extensión y Fomento de la Dirección General de Ganadería (Digega), la producción apícola de 2020 fue influenciada por los efectos del cambio climático y las condiciones de cuarentena por la pandemia del COVID-19.

La producción de miel reportada durante el 2020 asciende a 417,315 kilogramos; 9,083 kilogramos de cera; 1,303 kilogramos de polen y 40 kilogramos de jalea real.

Asimismo, los datos ofrecidos por la División Apícola indican que las exportaciones de miel pura, basadas en los Certificados de No Objeción, fueron de 341,885 kilogramos neto, por un valor de US$738,392 y miel mezclada fueron de 4,720 kilogramos neto, por un valor de US$22,392.

Además, se exportaron 1,814 kilogramos de cera por un valor de 12,000 dólares. Los países de destino fueron Estados Unidos, Puerto Rico y Martinica.

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE