martes, 11 de mayo de 2021


 

La Cámara de Diputados dejó sobre la mesa el conocimiento en segunda lectura del proyecto que crearía la ley nacional de vacunas debido a que persiste falta de consenso en torno al establecimiento de la obligatoriedad o no de vacunarse.

La iniciativa legislativa tendrá que ser conocida en la sesión ordinaria prevista para mañana.

El proyecto sobre la ley nacional de vacunas fue aprobado en primera lectura en ese hemiciclo el pasado 5 de mayo.

Es una iniciativa procedente del Senado porque fue propuesta por cinco senadores.

El pleno de la Cámara Baja acogió una petición hecha por el vocero del bloque del PRM, Julito Fulcar, quien expuso, luego de varios debates, que era necesario que entre hoy y mañana los diputados concerten sobre esa pieza legislativa.

Durante la sesión, nueva vez el presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco, y el secretario del bufete directivo, el doctor Agustín Burgos Tejada, explicaron, por separado, que el proyecto de ley nacional de vacunas no era una ley del COVID-19.

Pacheco expresó: “No es una ley del COVID sino de vacunas desde la A hasta la Z”.

Al ponderar el proyecto de ley, el presidente de la Comisión Permanente de Salud, Francisco Díaz García, afirmó que en el mismo existe un acápite relativo a que la vacunación después de los 18 años es voluntaria.

Advirtió de que el país no puede darse el lujo de dejar brechas abiertas y que como nación se vuelva atrás con la incidencia de brotes de muchas enfermedades erradicadas.

“Después de los 18 años usted se vacuna si quiere”, manifestó.

Argumentó que la Comisión de Salud, que preside y está integrada en su mayoría por médicos, no podía seguir reteniendo esa iniciativa legislativa.

“Somos 15 profesionales de la salud que hemos trabajado en ella. No somos bomberos, somos médicos y tenemos que pensar en el bienestar de todos”, expresó.

Pero la diputada peledeísta Priscila de O’Leo advirtió que era necesario no establecer la obligatoriedad porque los derechos fundamentales deben ser respetados.

Al respecto, el diputado del Frente Amplio, Dionicio Restituyo, afirmó que el derecho colectivo no se puede dejar en manos individuales.

Expresó que la salud debe ser garantizada por el Estado al igual que las libertades públicas.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE