lunes, 24 de mayo de 2021


 

Antes de que la vicepresidenta de la República, Raquel Peña, estableciera las causas por las cuales el Aeropuerto Internacional de Las Américas debió cerrar operaciones de vuelos, el Cuerpo Especializado de Seguridad Aeroportuaria y de Aviación Civil (Cesac) señaló una versión distinta.

La versión original del Cesac, señalada por varios medios de publicación nacional, fue la ocurrencia de un incendio en los cables eléctricos que alimentan el sistema de iluminación de la pista de aterrizaje del aeropuerto que habría ocurrido próximo a las 7:10 de la noche.

Según el Cesac, el incendio llevó a que los cables que alimentan las luces de la pista de aterrizaje dispararan el sistema y de paso provocaran un apagón en la pista.

Sin embargo, la versión de Raquel Peña, posterior a la reportada por el Cesac indica que no fue un incendio en los cables; sino un robo.

La vicepresidenta indica que luego de una investigación en la que participó Aviación Civil se confirmó que fue un “acto vandálico”, lo que provocó la salida de servicio de las luces de la pista de aterrizaje.

Distinto a la versión del Cesac, que no señala la participación de terceros en el incendio en los cables, Peña advierte también que “los delincuentes penetraron hasta el perímetro restringido, cortaron los cables que alimentan las luces de la pista, dejándolos tirados en el área”. Esto último aborda además que el robo de cables no sería necesariamente el propósito del acto, pues indica que “las autoridades continuarán la investigación para establecer el móvil del acto vandálico”.

 

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE