viernes, 28 de mayo de 2021


 

Será el próximo jueves cuando el juez de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional conozca la solicitud de medida de coerción en contra de Miguelina Gómez Santana, una de las imputadas por la estafa a más de 280 personas a quienes prometían cobrar una herencia multimillonaria de la “Familia Rosario”.

La medida de coerción se conocería este viernes, pero en audiencia los abogados de Gómez Santana pidieron tiempo para conocer el expediente, lo que fue acogido por el juez Juan Francisco Rodríguez Consoró.

Según explicó el fiscal Denny Silvestre, el Ministerio Público está solicitando que esta imputada sea enviada a prisión y que el caso se declare complejo por la cantidad de personas que han sido estafadas.

De acuerdo con el documento presentado por el órgano acusador, Miguelina Gómez forma parte de un grupo, encabezado por el abogado Johnny Portorreal, en el que además participaban Hilario Amparo y Miguel de Oleo Montero (Miguelón), quienes están prófugos.

La presunta herencia de miles de millones de euros sería reclamada en España y Suiza para su transferencia a la República Dominicana.

Los imputados mandaban a sus víctimas a sacar números de cuentas en el Banco de Reservas, entidad bancaria donde supuestamente se depositarían los montos de la distribución de la herencia.

La fiscalía establece que durante la investigación y según testimonios de los afectados, los encartados dijeron a las más de 280 víctimas que el dinero había sido transferido al Banco Central de la República Dominicana y posteriormente trasladado al Banco de Reservas, desde las entidades financieras Santander de España y Banco Zurich de Suiza, para cuyos trámites internos les requirieron la entrega de diferentes montos de dinero. 




CREDITOS A DIARIO LIBRE