viernes, 14 de mayo de 2021


 

El Ministerio de Sanidad italiano eliminará desde el próximo 16 de mayo la obligatoriedad de realizar una cuarentena de cinco días para todas las personas procedentes de la Unión Europea, de Gran Bretaña e Israel y será sólo necesario una prueba de coronavirus realizada 48 horas antes de la llegada.

La medida que fue aprobada para la pasada Semana Santa establecía una cuarentena de cinco días a quienes hubieran pasado las últimas dos semanas en uno de los veintisiete países de la Unión Europea.

Por otra parte, Sanidad prolongó las medidas restrictivas relativas a los vuelos procedentes de Brasil, mientras que se refuerzan la experiencia de vuelos libres de COVID-19 en los aeropuertos de Venecia y Nápoles, así como a Milán y Roma para los viajes procedentes de Canadá, Japón, Emiratos Árabes Unidos y Estados Unidos, se informó en una nota.

Italia también prohibió hace algunas semanas los vuelos de Sri Lanka, India y Bangladés, una medida con la que se quiere poner coto a la cepa india. Solo se permitirá la entrada en Italia desde estos países a quienes tengan la nacionalidad italiana.