sábado, 29 de mayo de 2021


 

La Oficina de Servicios de Atención Permanente de San Pedro de Macorís impuso este viernes una medida de coerción consistente en visita periódica a firmar el libro e impedimento de salida del país al abogado Ramón Peralta acusado de difamación e injurias contra la fiscal Idalia Jiménez.

Los abogados de Ramón Peralta acusaron al juez de prevaricación y “de torcer el derecho”, tras indicar que no es competente para dictar la medida de coerción que se dictó.

El abogado Simón Polanco sostienen que con Peralta lo que se ha hecho es “materializar un secuestro porque fueron a buscarlo como un delincuente en acto de acción privada”.

El profesional del derecho habría acusado a la fiscal Idalina Jiménez y a Rosy Holguín de haber retenido y no poner en el acta de allanamiento 16 mil dólares y prendas con valor millonarios de la villa de Julito Kilo en la zona turística de Juan Dolio.

Tras la denuncia del abogado, la fiscal Rosy Holguín fue suspendida por el Consejo Superior del Ministerio Público por cometer supuestas irregularidades en el desempeño de sus funciones.

El abogado Ramón Peralta llegó a denunciar en estrado que durante una medida de coerción que se conocía contra Julito Kilo que los fiscales no hicieron constar en el acta de allanamiento contra el capo que en la villa allanada en Juan Dolio había 16 mil dólares y joyas millonaria, que supuestamente se habrían repartido entre funcionarios del Ministerio Público en San Pedro de Macorís, cuando debió ser parte del cuerpo del delito contra el narcotraficante.

Peralta tendrá que presentarse por ante el tribunal de Atención Permanente los días 27 de cada mes a firmar el libro, según establece el dispositivo judicial.