lunes, 3 de mayo de 2021


 

By EFE

Oficialismo toma rienda Asamblea Legislativa

El oficialismo salvadoreño tomó el sábado las riendas de la Asamblea Legislativa y su primera acción fue votar para destituir a los magistrados de la Sala de lo Constitucional del Supremo y al fiscal general, Raúl Melara.   El presidente Nayib Bukele tuvo enfrentamientos en más de una ocasión con estos funcionarios por decisiones judiciales e investigaciones del Ministerio Público. 

 Ante  reacciones de  otros países, Bukele señaló en Twitter  “estamos limpiando la casa».   “A nuestros amigos de la comunidad internacional- Queremos trabajar con ustedes, comerciar, viajar, conocernos y ayudar en lo que podamos. Nuestras puertas están abiertas. Pero con todo respeto- Estamos limpiando nuestra casa” y “no es  su incumbencia”. 

Analistas y defensores de derechos humanos advirtieron que, con la destitución de los magistrados constitucionales, el país  queda sin contrapesos para controlar las acciones del Gobierno y de la Asamblea Legislativa.  

Golpe técnico

 Para Eduardo Escobar, director de  organización Acción Ciudadana,  la decisión de deponer   magistrados podría considerase  “ruptura del orden constitucional” y  “golpe Estado técnico».  

Reacciones EEUU y Amnistía
El secretario de Estado, Antony Blinken, expresó su “profunda preocupación” por la decisión de la Asamblea Legislativa de separar de sus cargos a los jueces
Por su parte, la directora para las Américas de amnistía Internacional (AI), Erika Guevara, advirtió que “los derechos humanos están en peligro” en El Salvador.