miércoles, 5 de mayo de 2021


 

Once días después de los allanamientos de la Operación Coral, donde fueron apresados seis acusados de corrupción, asociación de malhechores, estafa y otros delitos contra el Estado, la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional le conocerá este miércoles medida de coerción.

Se trata de un grupo, liderado por el mayor general Adán Cáceres, a quien el Ministerio Público acusa de beneficiarse de su cercanía con el poder, al ser el jefe de la seguridad del expresidente Danilo Medina Sánchez, para estructurar un supuesto entramado corrupto, utilizando prestanombres y testaferros de los cuerpos especializados de seguridad tanto de la Policía Nacional como de los cuerpos castrenses.

En la presunta red también está implicada la pastora Rossy Guzmán Sánchez; el coronel Rafael Núñez de Aza, supuesto cerebro financiero del grupo; el teniente coronel Raúl Alejandro Girón; el cabo policial Tanner Flete Guzmán (hijo de la religiosa); y el mayor de la Armada Alejandro José Montero Cruz.

Durante la audiencia de hoy, a las 10:00 a.m., la jueza Kenya Romero valorará las pruebas presentadas por la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) y las garantías presentadas por los imputados a fin de decidir si impone la prisión preventiva, como solicita el Ministerio Público o impone otra medida cautelar menos grave.

Escollos del proceso

Después de que fue depositado el expediente ante la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, el proceso ha presentado algunos escollos. El conocimiento de la coerción fue aplazado en varias ocasiones y la jueza Kenya Romero fue recusada por presunta violación a los derechos de los imputados.

Tras a analizar los motivos de la recusación hecha contra la jueza, la Corte no encontró méritos para apartar del proceso a la magistrada Romero y la ratificó. La coerción fue fijada para conocerse a las 10:00 de la mañana.

 

 

 

CREDITOS A  DIARIO LIBRE