lunes, 10 de mayo de 2021


 

Las presiones económicas mundiales derivadas de la pandemia y otros factores globales, han arrastrado al alza los precios de granos, cereales y oleaginosas (commodities) a topes récord históricos en los últimos días, encareciendo así esta materia prima que resulta fundamental en la alimentación humana y animal.

De acuerdo al comunicado emitido por la Asociación Dominicana de Avicultura (ADA), la causa de estos incrementos resulta multifactorial, pues si bien la pandemia de COVID-19 ha causado fuertes impactos en las cadenas de producción, también se han unido a ello factores climatológicos como la sequía en Brasil, y la distribución de las compras mundiales donde China ha mostrado un incremento sostenido en la compra de cereales a gran escala para satisfacer su demanda interna.

Indica que, es así, que los precios de cereales como el maíz han sufrido un incremento de 45 % en 2021, y en el periodo de los últimos 12 meses su incremento acumulado ha sido de un 122 %. Agrega que recientemente se registró un precio de US$7.03 por bushel, su nivel más alto en los últimos ocho años, repercutiendo así en el aumento de los productos básicos para la alimentación humana y de animales de granja.

Datos recopilados por Agriculture Market News, señalan que “los futuros de cereales y oleaginosas continuaron subiendo, y el impulso positivo se mantiene en todo el mercado a pesar de condiciones de sobrecompra”. La última actualización de cifras presenta un incremento importante específicamente con: maíz (+22.500), soja (+9.000), harina de soja (+4.000), aceite de soya (+3.000) y trigo CBOT (+5.500).

De hecho, el incremento en precios ha tenido un impacto muy bajo en disminuir la demanda que sigue creciendo a nivel mundial, aspecto que también se ha reflejado en el incremento de fletes marítimos para el transporte de la mercancía a nivel internacional.

La ADA destaca a través del documento que, a raíz de esta alza, los productos derivados de la materia prima como el maíz, tienen un repunte notable en otras mercancías hechas a base de este grano, y así también, los sectores agroindustriales verán impactos en los costos de producción de la carne de pollo, res, cerdo, al igual que el huevo, pues estos insumos le resultan esenciales.

Miguel Lajara, directivo de la Asociación Dominicana de Avicultura, comenta que: “ciertamente el incremento de precios presiona la cadena de valor de la producción avícola pues dependemos de materia prima de primera calidad para la alimentación de las aves, sin embargo, nuestros miembros mantienen el compromiso de procurar disminuir, en la medida de lo posible, el impacto en precio hacia el consumidor final”.

Sobre la Asociación Dominicana de Avicultura

La ‘’Asociación Dominicana de Avicultura (ADA), Inc.’’ es una organización sin fines de lucro, constituida bajo las leyes y disposiciones vigentes en la República Dominicana. ADA, es un órgano inter-asociativo que agrupa a las empresas, asociaciones de productores, productores individuales, vendedores de productos veterinarios y demás actores de la cadena de valor avícola dominicana.

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE