viernes, 23 de abril de 2021


 

De un total de 5,618 médicos que el pasado 28 de marzo tomaron el examen nacional único para residencia médica, apenas 800 lograron aprobarlo con la nota mínima reglamentada de 65 puntos, según informó ayer Franklin Sasso Matos, coordinador general de residencias médicas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Los que aprobaron equivalen apenas al 14 % del total, un porcentaje menor que los que aprobaron el año pasado, cuando de 4,734 que se examinaron, 947 lograron alcanzar el mínimo aprobatorio, igual a un 20 %.

Para este año, sin embargo, todos los que han tomado el examen podrán optar por una de las 1,078 plazas disponibles para las residencias, a cuyo concurso llamó ayer el Ministerio de Salud Pública, a través de su Oficina de Residencias Médicas.

“En esta ocasión, el examen no será excluyente, es decir, que todos tendrán opción de optar por una plaza. Hay apertura para todos, así que dependerá del currículo de cada quien, de las notas del examen, de si tiene lauros académicos y del índice académico que tenga cada uno de esos aspirantes”, explicó Sasso Matos.

Durante el acto para dejar abierto el concurso, realizado ayer en la sede del ministerio de Salud, Hilario Reyes Pérez, director de la Oficina, hizo el llamado a participar tanto a médicos dominicanos como extranjeros residentes en el país.

Pérez Reyes destacó que este año se cuenta con 10 programas nuevos de especialización, entre los que señaló el de cirugía cardiovascular pediátrica, neumología y cuidados críticos, cirugía vascular y endovascular, oculoplastía, entre otras.

Ampliar las plazas

Pese al poco número que logra pasarlo, el ministro de Educación Superior Ciencia y Tecnología (Mescyt), Franklín García Fermín, defendió la rigurosidad que deben tener los exámenes para la residencia médica. Lo que sí favoreció es una discusión de los distintos actores para ampliar la cantidad de plazas y que más profesionales de la medicina puedan optar por la especialización o subespecialización, según el caso.

“Hay especialidades que tienen cuotas muy mínimas y los que pueden calificar para entrar son los mejores de los mejores, entonces, habría que ampliar la cuota para que puedan entrar más”, dijo.

Recordó que ese ha sido un reclamo recurrente de los médicos, muchos de los cuales, que no logran entrar en el país, se ven obligados a tener que buscar becas o asumir con recursos propios los gatos de hacer sus especialidades fuera del país.

“Creo que hay que discutir con el Ministerio de Salud Pública, Colegio Médico, las asociaciones de especialidades, la UASD y el propio Mescyt, para que se pueda ampliar las plazas”, dijo.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE