miércoles, 28 de abril de 2021


 

La acusación que hace la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) a la supuesta red que encabezaba el exjefe del Cuerpo Especializado de Seguridad Presidencial (Cusep), el mayor general del Ejército Adán Cáceres Silvestre, señala que parte de los más de 3,000 millones de pesos sustraídos desde agosto del 2012 por la “organización criminal” debió ser destinada a gastos de operaciones de inteligencia del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur).

El documento del Pepca detalla que en promedio era recaudado por concepto del personal pagado a través de nómina la suma de RD$ 3,000,000.00, por viáticos RD$2,000,000.00 y por gastos de inteligencia RD$ 500,000.00, recursos que se distribuía entre la “asociación de malhechores”

“Desviaron fondos que eran para gastos de operaciones de inteligencia, distribuciones de raciones alimenticias y viáticos, presentando gastos ficticios para estafar al Estado Dominicano”, afirman los fiscales investigadores.

El grupo habría gestionado el nombramiento de cientos de policías y militares de manera fraudulenta en la nómina de Cestur y la de Cusep con cobros mensuales de entre 20 mil y 70 mil pesos, de cuyos salarios los designados solo recibían “un por ciento de los ingresos a cambio de dadivas de bajos montos” y el restante se lo depositaban a la red.

Las personas nombradas figuraban en nóminas públicas sin trabajar y recibían un pago mensual a cambio de ser prestanombres, obtener una pequeña suma de dinero y devolver entre el 80 y el 90% de lo cobrado cada mes para ser distribuido entre los miembros de la organización, desarticulada en la Operación Coral.

Los imputados son, además de Cáceres Silvestre, el coronel de la Policía Nacional Rafael Núñez de Aza, exdirector financiero del Cused y del Cestur; Rossy May Guzmán Sánchez (a) La Pastora, el mayor del Ejército Raúl Alejandro Girón Jiménez, y los miembros de Policía Nacional Tanner Antonio Flete Guzmán y Erick Pereyra Núñez, a quienes se les acusa de constituirse “en una organización criminal que realizó cientos de operaciones ilícitas” desde agosto del 2012 y “sigue haciendo operaciones en instituciones del Estado a través de la colocación de personas”, según el Ministerio Público.

El Pepca afirma que el mayor del Ejército Raúl Alejandro Girón Jiménez tenía la función de recolectar el dinero del personal que cobraba en nómina del Cestur, “también de los viáticos y supuestos gastos de inteligencia y raciones alimenticias”.

El Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur) es una dependencia del Ministerio de Defensa y es la responsable de la preparación y ejecución de programas de seguridad en las zonas de mayor visita de extranjeros.

En tanto, el Cuerpo Especializado de Seguridad Presidencial (Cusep) es una unidad mixta compuestas por miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, cuya misión es garantizar la seguridad de los presidentes de la República Dominicana. Adán Cáceres Silvestre era el jefe de seguridad del expresidente Medina.

RD$1.2 millones se lo distribuyeron el pasado febrero

La acusación del Pepca cita que en el pasado mes de febrero de este 2021, la red logró obtener, del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur), la cantidad de un 1,271,100, recursos que se distribuyeron de la siguiente manera, al mayor general Adán Benoni Cáceres Silvestre obtuvo RD$234,000.00; al exsubjefe de la Policía Nacional, Neybi Pérez Feliz, le dieron RD$100,000.00; a Rafael Núñez de Aza, en las siguientes partidas le fue entregada las partidas de RD$308,600.00; RD$101,000.00); RD$58,000.00; RD$79,500.00, RD$200,000.00) y una última de RD$199,000.00).

 

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE