martes, 6 de abril de 2021

 

El comediante Felipe Polanco, “Boruga”, abrió su corazón sobre los problemas de alcoholismo que tuvo y que casi le cuestan su matrimonio con Maggie Morales, su esposa desde hace 25 años.

El humorista hizo esta declaración en su cuenta de Instagram, a propósito de celebrar un aniversario de su unión con la mujer que ama.

En su publicación, el veterano humorista reconoció que su matrimonio ha tenido “altas bien altas y de bajas terribles en los primeros años” debido a que el alcohol lo convirtió en “arrogante, infiel, engreído y grosero”.

Boruga, quien se casó con Maggie en el 1996 dijo que, “ lo que inició como un cuento de hadas, se convirtió en un infierno causado por mi adicción al alcohol y aunque nació nuestro hijo, ya todo estaba listo para separarnos”, y en medio de ese proceso encontró a Dios.

“Pero no contábamos con la sorpresa de que en un sólo día Dios decidiría transformar toda esa tormenta, en un bello amanecer que se ilumina cada día más pues su presencia ha hecho de nuestra unión una muestra de que para Dios no hay nada imposible. Y cambió todo, cambió a un alcohólico arrogante, infiel, grosero y engreído en un esposo enamorado, fiel, responsable y orgulloso de esta mujer hermosa, batalladora, madre y súper esposa que la mano de Dios trilló el camino para encontrarme con ella y con la bendición de Dios seguir hasta el fin de nuestros días agarrados de las manos unidos enfrentando mil batallas, algunas de las cuales yo estaba dispuesto a rendirme y su fe fue el motor que ha impulsado este arribo a 25 años”, dijo el actor.

Boruga, quien antes de casarse con Morales se había unido en dos ocasiones más, reconoció el amor y la admiración que siente hacia su esposa con quien hoy celebra la boda de plata.

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE