martes, 20 de abril de 2021


 

La Policía Nacional afirmó que desinstaló en la madrugada las carpas del grupo de mujeres que amanecía frente al Congreso Nacional en cumplimiento a las medidas vigentes del toque de queda.

En un escueto comunicado, dice que por la “seguridad” de las mujeres que se manifiestan a favor del aborto en tres causales se les permitió quedarse en el entorno de la sede del Poder Legislativo “y continuar su jornada activista sin instalar el campamento”.

“Dando cumplimiento al protocolo, tras un grupo de jóvenes instalar un campamento frente al Congreso Nacional, en horario de toque de queda, y sin un permiso por parte de las autoridades, establecimos un diálogo por espacio de dos horas con los organizadores explicándoles las razones por las cuáles no podían hacerlo, por lo que una vez finalizado el proceso de disuasión, procedimos a desinstalar dicha estructura”, indica la institución.

La activista María Teresa Cabrera calificó la acción de los agentes como un atropello innecesario, en el entendido de que el grupo mantenía una actitud pacífica y advirtió que continuarán su manifestación frente al Congreso Nacional.

Dijo que previo a la destrucción de las carpas, el teniente coronel Eddy Manzueta les advirtió que no podían estar allá, a lo que las mujeres argumentaron que tienen derecho a manifestarse forma pacífica. En tal sentido, afirmó que se comprometieron con el oficial a no abrir más casas de campaña y que este les aseguró que se quedaría una patrulla para vigilar el área.

Sin embargo, el grupo fue sorprendido, próximo a la 1:00 de la madrugada, por los policías que destruyeron las carpas. Las mujeres amanecieron a la intemperie y en la mañana de este martes se mantienen frente al Congreso Nacional, donde los diputados comenzarán el debate del nuevo Código Penal.