jueves, 15 de abril de 2021


 

La candidata presidencial Keiko Fujimori ofreció llevar adelante una campaña sin ataques, ni “terruqueo”, en la segunda vuelta presidencial de Perú que la enfrentará al postulante de extrema izquierda Pedro Castillo en junio próximo.

En su primer pronunciamiento tras los comicios del domingo, Fujimori, del partido de derecha autoritaria Fuerza Popular, agradeció la oportunidad que los electores le han dado de pasar a la segunda vuelta, con el 13.3 % de votos, junto a Castillo, que alcanzó el 19 %, con el 99 % de actas procesadas.

“Uno de los dos será el próximo presidente del bicentenario del país”, dijo Fujimori en referencia al 28 de julio, día en que el Perú celebrará los 200 años de independencia y en que juramentará el nuevo jefe de Estado por el quinquenio (2021-2026).

Rechaza campaña de miedo

Comentó que sus allegados le habían recomendado atacar a su contrincante, pero que ella ha decidido '”no caer en la campaña del miedo”. “Sería más fácil atacar y confrontar, yo no voy a terruquear a nadie, este es un debate de ideas”, afirmó.

Sin embargo, Fujimori añadió que no es correcto que Castillo se atribuya la representación de los peruanos más humildes porque, en su opinión, el gobierno de su padre fue el que más trabajó por los peruanos más necesitados del país.

“Mi oponente ha planteado la vieja tesis de la lucha de clases, del odio y la confrontación, es su decisión y su derecho, (pero) nosotros no vamos a hacer eso”, expresó la exlegisladora.

Apela a la unión

Fujimori planteó que su propuesta política busca “el reencuentro de los peruanos” porque eso es lo que necesita el país, 'no divisiones, la tragedia (de la pandemia) nos necesita unidos, no confrontados'.

“Yo propongo promover la micro, pequeña, mediana y gran empresa, no estatizarla, no expropiarla, propongo que el país sea del primer mundo, no que sea Corea del Norte, propongo un modelo de economía social de mercado, no el marxismo ni el comunismo, que los peruanos nos demos la mano, no la lucha de clases que tanto daño le ha hecho a toda la humanidad”, declaró la candidata, que postula a la presidencia de Perú por tercera vez consecutiva.

Precisamente, Fujimori es investigada por la justicia peruana por los presuntos aportes ilegales recibidos en sus campañas de 2011 y 2016, por los que enfrenta un pedido de la fiscalía de 30 años de cárcel por lavado de activos y la disolución de su partido.

El fiscal que lleva el caso, José Domingo Pérez, pidió ayer a la Fiscalía de la Nación medidas para evitar que Fujimori promueva una campaña de odio y ataques en su contra, después de que este presentó la acusación contra la candidata en plena campaña electoral.

Pide permiso al juez para campaña

En la presentación ante la prensa, la postulante dijo que pedirá un permiso al juez para poder viajar por el territorio nacional para seguir con su campaña con miras a la segunda vuelta, del próximo 6 de junio.

“No es tiempo de miedo, es tiempo de esperanza, no es tiempo de violencia, es tiempo de diálogo, (...), no es tiempo de enfrentarnos, es tiempo del gran reencuentro nacional, y yo tengo la fortaleza para servir a nuestra patria como próxima presidenta del Perú”, expresó la postulante.