jueves, 29 de abril de 2021


 

El presidente del Partido Revolucionario Moderno (PRM), José Ignacio Paliza, asegura que esa organización mantiene su posición a favor de la interrupción del aborto en tres excepciones, pero que en ese tema su línea “no es tan sencilla”, “no es fácil de imponer” a los legisladores.

Dice que incluso él mismo, independientemente de la política que decida su partido, se identifica con las tres causales, pero que este es un asunto que es diferente a cualquier otro proyecto de ley porque “por su propia naturaleza” el aborto “tiende a dividir”.

Explica que para algunos congresistas el tema toca sus principios porque muchos son miembros de iglesias y citó el caso de la vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Olfanny Yuverka Méndez Matos, a quien hacerle “cambiar su visión no es sencillo”.

“Es una posición política del partido (apoyo a las tres causales) basado en las líneas que nos orientan y nosotros la mantenemos y nosotros persuadimos a nuestros legisladores a que acojan una línea que es una línea de la organización porque es un tema, quizás de la visión progresista que tiene el Partido Revolucionario Moderno, pero vuelvo a repetir no es tema de tan sencilla aplicación”, dijo.

Entrevistado en el programa “Hoy Mismo, por el canal 9, afirmó que la posición de la actual dirección del PRM es la misma que la de hace cinco años, que es en defensa de que la mujer pueda decidir si continúa con un embarazo que pone en riesgo su vida, cuando el feto es inviable o si es producto de una violación.

Sostuvo que el proyecto del Código Penal que se discute en el Congreso Nacional y que incluye la penalización del aborto “no termina” y que “apenas inicia” porque falta otra votación en la Cámara de Diputados, luego las del Senado y posteriormente la observación o no del presidente de la República.

Recordó también que el Código Penal vigente data del siglo XIX y que hay que modernizar.

El pasado mes de marzo, ya cuando frente al Palacio Nacional se mantenían campamentos de mujeres a favor de las tres causales, el presidente Luis Abinader dijo que no podía imponer su posición sobre el aborto a los legisladores.

En su reciente viaje a Europa sugirió un referendo para que la población hábil para votar tome la decisión.

La propuesta del referendo, según algunas reacciones, no es posible porque esa consulta no se convoca para temas de derechos.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE