viernes, 30 de abril de 2021


La revisión de la legislación laboral, impulsar los encadenamientos productivos entre la industria, las zonas francas, el turismo y las pequeñas y medianas empresas (pymes) y la transformación del capital humano forman parte de los retos que enfrenta el sector industrial dominicano.

Así lo indicó el presidente de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), Celso Juan Marranzini, quien sostuvo que los encadenamientos productivos entre los diferentes sectores permitirían promover mayor valor agregado nacional.

“Se trata de que los trámites para vender a estos sectores sean simples, ágiles y expeditos. Llevamos años clamando por la eliminación de los obstáculos y hasta que no lo hagamos estaríamos promoviendo importaciones de bienes que puede suplir la industria nacional a esos sectores”, declaró.

Durante la proclamación de un decálogo sobre el sector, Marranzini dijo que se debe impulsar la innovación y transformación digital de las industrias, señalando que el sector está llamado a avanzar en la implementación de una estrategia en ese orden bajo esfuerzo público-privado y la creación de un programa de apoyo de encadenamientos digitales y el fortalecimiento de las instituciones del sector.

Asimismo, el presidente de la AIRD expresó que se debe fortalecer la logística y conectividad, citando en ese sentido la reducción de las tarifas de peajes para el transporte de carga en las diferentes circunvalaciones, un tema que reveló trabajan en la actualidad.

En cuanto a la transformación del capital humano del país, manifestó que “hoy más que nunca” el país está llamado a no retroceder en lo educativo y la formación técnico profesional.

“La currícula universitaria debe ser revisada, debe revisarse la legislación laboral y convertir en una obsesión la formación dual y el aprendizaje del idioma inglés”, afirmó el titular de la asociación durante la entrega del premio George Arzeno Brugal, con motivo del día de la industria nacional.

Sobre el Pacto Fiscal, Celso Juan Marranzini dijo que los industriales son conscientes del compromiso que deben asumir todos los sectores de la sociedad para alcanzar consensos entorno a nueva estructura fiscal que propicie una estabilidad macroeconómica a largo plazo.

Puntualizó que el plan de industrialización tiene como propósito posicionar al país como una potencia en ese sector en la región y que el mismo establece ruta crítica para transitar a ese propósito, que implica reformas para incrementar la eficiencia y la productividad industrial.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE