miércoles, 21 de abril de 2021


 

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este miércoles con un descenso del 2.51 %, hasta los 61.10 dólares el barril, entre temores por un aumento semanal en las reservas de Estados Unidos (EE.UU.) y por el empeoramiento de la pandemia en India.

A las 09:05 hora local, los contratos futuros del WTI para entrega en junio, el nuevo mes de referencia, restaban 1.57 dólares con respecto al cierre de la sesión anterior.

El crudo de referencia en EE.UU. bajaba después de que el Instituto Americano de Petróleo (API, en inglés) estimara que la semana pasada hubo un aumento en los inventarios de crudo de 436,000 barriles cuando los analistas esperaban una caída de tres millones.

A falta de los datos oficiales de la Administración de Información Energética, los mercados operaban con pesimismo ante la situación en India, el tercer mayor consumidor de crudo del mundo, que registró récords de contagios y fallecimientos por COVID-19 este martes.

“Los temores por la demanda del petróleo persisten con razón. Con el recuento de casos de COVID-19 mundial en un máximo histórico este mes, muchos países de nuevo recurren a políticas de no viajar, lo que dañará la demanda internacional de aviación a corto plazo”, explicó Louise Dickson, de Rystad Energy,

Por otra parte, los expertos apuntaban a la “sorpresa” de ayer en cuestión de legislación energética en Estados Unidos como motivo para el descenso de los precios.

“EE.UU. dio ayer otra sorpresa al petróleo. Un panel de la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley que reta la cooperación de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para recortar la producción y mantener los precios altos”, agregó Dickson, que no obstante cree que no tendrá largo recorrido.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE