miércoles, 28 de abril de 2021


 

La Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CRPD, por su sigla en inglés) exige a los gobiernos, tanto central como municipales, promover, proteger y garantizar el pleno disfrute de los derechos humanos de ese colectivo y garantizar que gocen de plena igualdad ante la ley.

Sin embargo, solo Santiago de los Caballeros de los nueve municipios y 17 distritos municipales que tiene la provincia impulsa esas prácticas.

Juan Carlos Ortiz, expresidente del Consejo para el Desarrollo Estratégico de Santiago (CDES), asegura que la actual gestión municipal ha facilitado el libre tránsito peatonal a las personas con discapacidad con la creación de rampas para sillas de ruedas en espacios públicos y el retiro de tarantines y los basureros improvisados que ocupaban las vías públicas.

Pero, el activista empresarial externó que en los parques además de las rampas tienen que construir espacios destinados para personas con dificultades físicas para que puedan tener una vida en igualdad.

Durante la gestión de Martínez al frente del ayuntamiento de Santiago se han puesto en marcha importantes iniciativas de inclusión, que empezaron con la recuperación de las aceras en calles y avenidas de la ciudad, que estaban bloqueadas por negocios y otros establecimientos que las utilizaban para colocar todo tipo de objetos y mercancías.

Todo ese panorama impedía el libre tránsito de peatones y afectaba en mayor medida a las personas con discapacidad motora y visual, aparte de envejecientes que se movilizan en sillas de ruedas.

En cuanto a personas con discapacidad visual, el alcalde Abel Martínez estableció un sistema de semáforos con cruce especial que permite a las personas ciegas cruzar los semáforos activando un botón, produciendo un pito intermitente que alerta a choferes y conductores, concediéndoles el paso sin ninguna dificultad.

No obstante, Ángel Espinal, presidente de la Asociación de Ciegos en Santiago, entiende que las autoridades municipales deben educar tanto a los usuarios beneficiados como a los conductores, quien asegura no ceden el paso.

Una rampa en el Parque de la Mujer, en Santiago.

“La población ciega desconoce cómo funciona el semáforo. Se necesitan charlas de orientación y educación”, sugirió Espinal.

El dispositivo está instalado en la intersección que forman las calles San Luis y Del Sol, en el centro de la ciudad.

Para la ingeniera Francina Hungría, presidenta de la “Fundación Francina”, la iniciativa implementada por el alcalde Abel Martínez ha contribuido a la creación de espacios urbanos más accesibles. Consideró que es un modelo a ser imitado por otras ciudades donde las personas con discapacidad se encuentran con muchos obstáculos en las vías públicas.

Rampas

Abel Martínez informó a Diario Libre que actualmente se construyen rampas en las principales intersecciones de la ciudad, lo que ofrece facilidades y mayor seguridad a las personas con problemas para movilizase y transferirse de una acera a otra, sea en sillas de ruedas o a pie.

El ejecutivo municipal afirmó que este programa continuará hasta que todas las aceras de lugares concurridos cuenten con rampas. El alcalde dijo sentirse muy contento de contribuir desde su gestión para que las personas ciegas tengan seguridad al cruzar las intersecciones de la ciudad.

“Hay que humanizar el tránsito peatonal. Lo que hagamos en esa dirección también beneficiará a las personas ciegas y esto se suma a las jornadas de recuperación de espacios públicos, como las aceras, que ya las personas ciegas no tienen obstáculos para transitar”, apuntó. Otra muestra de inclusión es que en el cabildo trabajan al menos cinco personas con discapacidad visual.

Otras iniciativas

Recientemente, la alcaldía de Santiago auspició una actividad para orientar a padres y madres de niños y niñas con autismo. El ayuntamiento de Santiago propició el encuentro, “Juntos por el Autismo”, teniendo como conferencista a la periodista Sofía Lachapelle, madre de dos niños con la condición. El ayuntamiento también tiene publicidad externa en los espacios públicos con mensajes alusivos a esta condición.

Otras alcaldías

Las edificaciones que acogen las alcaldías de Tamboril, Sabana Iglesia y Baitoa son de dos niveles y ninguna de ellas tiene acceso para personas en sillas de ruedas.

En el resto de las sedes de la demarcación en la provincia Santiago las puertas de acceso están al ras de los pisos.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE